La Ilusión Se Puede Aprender

El III Foro Impulsa, promovido por la Fundación Príncipe de Girona (FPdGi) y que se celebra durante todo este viernes en Girona, contará con Elisabetta Dami, la autora que ha revolucionado la literatura infantil con los viajes y aventuras de Geronimo Stilton y que hasta el momento se había mantenido en el anonimato, por lo que compartirá en público su experiencia. Para llevar a cabo lo que acabamos de comentar en entradas anteriores, como dirigir la familia , gestionar los valores , necesitamos hacer uso de nuestra autoridad. Es una herramienta imprescindible, para seducir con la belleza de los valores realmente humanos. Trabajar en equipo significa no desprestigiarnos el uno al otro, sino destacar lo positivo del otro, haciéndolo notar a los hijos. El prestigio se gana siendo optimista, confiando, con buen humor, viendo lo positivo del otro y de las cosas, sirviendo, teniendo detalles…; y no con prisas, nerviosismos, estres, mal humor etc.

Creemos en vuestra capacidad de implicaros en todo lo que es nuevo y en vuestro compromiso en mejorar la sociedad y promover el progreso. Os invitamos a participar activamente en esta misión. Podríamos definir la autoridad como la fuerza que ayuda a crecer a nuestros hijos, a desarrollarse, y lograr su formación como personas. Sin Ilusión, sin Educación, sin una actitud favorable a Emprender no se puede transformar la sociedad. Y la transformación de la sociedad nos motiva a todos para ilusionarnos de nuevo, realimentando así este círculo virtuoso.

Además podemos hacer planes de acción ”, apuntalando sus cualidades positivas, apoyándonos en ellas, para salvar lo menos favorable. Exigir solo en lo importante, en pocas cosas, y concretas. Decirlo de forma clara y explicándolo. “Lorsque cette fonctionnalité est activée, une vidéo issue des suggestions est automatiquement lancée à la suite de la lecture en cours.”

Cada vez que lo consiga, nos alegraremos mucho y se lo haremos notar. Todos estaremos más contentos y será entusiasmante convivir en nuestro hogar. Y el resultado es ¡¡siempre positivo!! Por lo menos, estamos juntos, hablamos, luchamos, compartimos ratos entrañables, esperamos lo mejor de cada uno, y ¡crecemos juntos! Queremos favorecer a la generación IMPULSA: jóvenes normales que hacen cosas extraordinarias, capaces de transformar el mundo.

La educación nunca -pero ahora aún menos- no puede dar respuestas encorsetadas, limitadas por lo que dicen las leyes educativas, los currículos, los libros de texto, los horarios… Necesitamos creatividad como instituciones y como sistema educativo para ser capaces de cuestionarnos nuestro trabajo. En el entorno actual no sirve se ha hecho siempre así es lo que marca la ley. En la educación de la creatividad debemos ir por delante de la ley, porque las leyes, en general, y en educación -lo sé ciertamente-, regulan lo que ya se hace… Lo que necesitamos es autonomía para hacer y, evidentemente, las estrategias de supervisión que nos confirmen que se hace el trabajo bien hecho.

Autor entrada: oscar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *